22 de Agosto del 2015:

Los ejércitos de EE.UU., Israel y algunos países de la OTAN están trabajando en un proyecto ultra secreto de un genocidio bacteriológico mundial, y esto sin alguna declaración de guerra. Su proyecto es esparcir enfermedades hechas por el hombre las cuales matarán a las personas no blancas y no Judías.

La propagación es muy fácil de hacer ya que el material puede fácilmente y en muy poca cantidad ser enviado en la comida regular o en los envíos de materia prima. El agente bacteriológico puede afectar únicamente a las personas que no son blancas o no son Judías. Es un poco problemático para el gobierno Israelí ya que la mayoría de Palestinos son, de hecho, genéticamente verdaderos Judíos ya que sus ancestros eran Judíos; mientras que la mayoría de los Israelíes no tienen los rasgos genéticos de los verdaderos Judíos ya que ellos son de hecho descendientes de personas de Europa central que se convirtieron al Judaísmo.

La solución, que es más difícil, es el crear una enfermedad que mate a todos, y que requiera que toda la población blanca y Judía sea vacunada.

Esto sería por supuesto disfrazado como una enfermedad bien conocida como el cólera o la Tifoidea, etc … La población blanca y Judía sería vacunada por la fuerza, de manera obligatoria, bajo el pretexto de proteger a la Humanidad. Una vacuna falsa (no eficiente)  podría ser enviada bajo el disfraz de “gesto humanitario” a todos los países no blancos y podría contener algunos ingredientes activos haciendo a la enfermedad más letal. Los ejércitos Estadounidenses e Israelíes ya han comenzado a probar estas “armas” en África y muy recientemente en Siria y también probarán los medicamentos reales y falsos. El objetivo final de Estados Unidos, Israel y los países de la OTAN es un mundo sin negros, Árabes ni Asiáticos en donde puedan libremente hacer un nuevo imperio sin que alguna población local perturbe y sin crear una guerra mundial nuclear que arriesgaría la destrucción de todo el planeta.

‎التعليقات مغلقة